Cuando ya no hay otra opción: lecho de frenado

Los frenos de un vehículo forman parte de su sistema de seguridad, y su correcto funcionamiento es vital. Pero en pendientes prolongadas, los vehículos, sobre todo los pesados, enfrentan el riesgo de corte de frenos. Por esta razón existen, en muchas de nuestras carreteras, los llamados lechos de frenado o zona de frenada de emergencia,  elementos funcionales de la carretera para que los vehículos que vayan a gran velocidad y con un mal uso de los frenos puedan hacer uso de este y reducir su velocidad. 

Un lecho de frenado se define como un desvío paralelo a la plataforma, ubicado en tramos de fuerte y prolongada pendiente, cuya función es reducir la velocidad y facilitar la detención de vehículos con problemas en su sistema de frenado. 

Aunque, a priori estos elementos estén pensados para camiones, que son los más propensos a sufrir en los descensos prolongados, su eficacia está probada con otros vehículos. 

¿Reconoces esta señal? Es la que advierte de la presencia de un lecho de frenado próximo. Pocos metros después, aparecerá cuna de grava que ayudará a detener el vehículo de forma segura y efectiva. Si llegara el caso de usarla ¿sabrías cómo? 

¿Qué debo hacer si me fallan los frenos?

Desde Autobild  nos comentan lo que se debe realizar cuando un conductor nota que los frenos pierden su efectividad y se encuentra con una zona de frenada de emergencia. En este caso debe hacer dos cosas: 

1. Aprovechar las últimas reservas del freno de servicio con frenadas intensas y cortas. 

2. Entrar en la pista de frenado sujetando firmemente el volante. 

Es importante recordar que nunca se debe levantar de manera brusca el freno de mano, ya que podrías perder por completo el control del coche. 

¿Cómo funcionan los lechos de frenado?

Un lecho de frenado debe estar hecho, o rellenado con el material adecuado, que tenga la capacidad de reducir la velocidad de los vehículos, y con la longitud necesaria para su completo frenado. 

Aunque según esta revista de la DGT del año 1997, “en la longitud de la parada en una pista de frenado no influye la masa de los vehículos, sino que depende del tipo de gravilla y de la velocidad del vehículo”.

Según la Norma 3.1-IC Trazado, en España está establecido que en los tramos de carretera donde existan pendientes fuertes y prolongadas, donde los vehículos puedan perder el control por avería en los frenos, se implantarán lechos de frenado para facilitar la detención de dichos vehículos. 

Estos lechos de frenado se ubicarán en tramos donde puedan ser distinguidos claramente, incluso en condiciones nocturnas, evitando así que los vehículos puedan penetrar inadvertidamente en él. 

De acuerdo con la normativa, el ancho del lecho de frenado será mayor o igual que cuatro metros y 50 centímetros, y de alrededor de 100 metros de longitud. 

Además, las zonas de frenado de emergencia deben contar con barreras de contención para contener el vehículo y encarrilarlo hacia la grava, que será de medio metro de profundidad para que la inercia del vehículo se disipe progresivamente conforme se vaya hundiendo, suavizando así la deceleración. 

La importancia de la señalización en los lechos de frenado 

Otro aspecto fundamental para el correcto funcionamiento de un lecho de frenado es la señalización, tanto vertical como horizontal.  

A 500 y 50 metros del inicio del lecho de frenado, deberán encontrarse señales S-16. Y en cuanto a la señalización horizontal, deberá señalizarse el inicio del lecho por medio de cuadrados alternos blancos y rojos retrorreflectantes de lado igual a 90 centímetros. 

Es de gran importancia que los lechos de frenado estén bien señalizados para avisar a todos los conductores que necesiten hacer uso de esta zona de emergencia. 

En Industrias Saludes realizamos trabajos de señalización horizontal y vertical, cumpliendo con la normativa necesaria y los materiales de la mejor calidad, añadiendo aditivos de áridos antideslizantes y microesferas de vidrio para garantizar su durabilidad y reflectancia.  Sin duda es importante reconocer los lechos de frenado como elementos clave de seguridad vial, cuyo diseño no debe ser tomado a la ligera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *