semáforos

Semáforos para una mayor eficiencia energética en las ciudades

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan constantemente los ayuntamientos a la hora de ofrecer servicios a sus ciudadanos es, sin duda, alcanzar la máxima eficiencia posible en cuanto a consumo energético. Desde la división Traffic Futura de Industrias Saludes, nos hemos planteado el objetivo de ofrecer en todo momento las soluciones más eficientes a nuestros clientes. 

Especializada en señalización semafórica y electrónica, desde Traffic Futura diseñamos productos capaces de integrarse de forma óptima en las plataformas semafóricas de las principales integradoras españolas. Ópticas de semáforo, avisadores para invidentes, pulsadores inclusivos, o balizas semafóricas son algunos de nuestros productos de referencia. Pero, ¿Sabes cómo surgieron los semáforos?

Historia de los semáforos

Semáforo es una palabra de origen griego derivada de los términos sema y foros, es decir, señal y portador. El primer semáforo registrado se puso en funcionamiento en 1869. Inventando por el superintendente de ferrocarriles de Londres John Peake Knight, se trataba de un rotativo de gasolina con un farol rojo y una luz verde.

Años después, en 1917, William Potts, policía de señales de la ciudad de Detroit diseñó un nuevo semáforo para dirigir el tráfico de forma más eficiente. Ideó un sistema que incorporaba por primera vez la luz ámbar, pensada para avisar a los conductores con tiempo suficiente de que debían reducir la velocidad de sus vehículos. Pero este tampoco es el diseño que conocemos en la actualidad.  Fue Garett Augustus Morgan quien, en 1923, patentó el sistema de regulación de tráfico más parecido al semáforo que encontramos hoy en día en las calles. 

A lo largo del siglo XX los semáforos siguieron evolucionando, las lámparas de gas y los sistemas manuales dieron paso a las lámparas de incandescencia, hasta las actuales luces led y la automatización, ofreciendo soluciones mucho más tecnológicas, eficaces y seguras. Ahora el semáforo es un elemento cívico imprescindible para el funcionamiento de las ciudades, siendo Industrias Saludes parte protagonista de su avance a lo largo de la historia

Ahorro de energía y seguridad vial 

Una de las opciones que mayor eficiencia ofrece en la actualidad, son las ópticas LED de alta potencia o flujo. Estas han sustituido en los últimos años a las clásicas lámparas de incandescencia de los semáforos, ofreciendo a los municipios una solución que les permite ahorrar energía y mejorar la seguridad vial. 

Este tipo de ópticas semafóricas reducen notablemente los costes de mantenimiento, al mismo tiempo que poseen la capacidad de eliminar el llamado ‘efecto fantasma’, consiguiendo como resultado una mejor calidad visual y seguridad del tráfico.. 

La eficiencia de las ópticas LED

En base a las cifras emitidas por el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) del Gobierno de España, las ópticas LED suponen un consumo medio aproximado de 135 kWh/año, mientras que la tecnología convencional alcanza un consumo cercano a los 1.200 kWh/año. 

Es decir, al comparar nuestras ópticas LED con las tradicionales lámparas de incandescencia, vemos cómo estas nuevas ópticas semafóricas suponen un nivel de ahorro de hasta el 90% de energía. Incluso, si enfrentamos los datos de nuestras ópticas LED con los de otras marcas de ópticas LED, las fabricadas por Industrias Saludes consumen menos de la mitad de energía (6W frente a 15W de media, a igualdad de prestaciones).

Diseño depurado y control de corriente

En la actualidad, las ópticas de Industrias Saludes han alcanzado todo un hito para el mundo de las ópticas LED para semáforos, un producto elemental para garantizar la seguridad vial de peatones y conductores. Nuestras ópticas cuentan con una ínfima tasa de rechazo del 0,001% y vidas útiles superiores a los 11 años, ofreciendo técnicamente una garantía total para su óptimo funcionamiento.

¿Cómo lo hemos conseguido? Mediante un depurado diseño electrónico y unos exigentes protocolos de control de calidad. El control de los LEDs mediante corriente constante aplicado a ópticas de semáforo garantiza una larga vida operativa de los LEDs, que con una duración superior a 11 años en régimen de funcionamiento, ofrece una altísima fiabilidad.

Mucho más que un semáforo

No podemos olvidar que semáforo no es solo aquel que dirige el transito de coches y peatones. Pues tal y como indica el Reglamento de Tráfico de la DGT, existen principalmente cuatro familias de semáforos.

  • Semáforos peatonales: Con luz verde o roja, regulan el tránsito de transeúntes.
  • Semáforos circulares para vehículos: Disponen de luz verde, roja y ámbar. Dependiendo de si estas se muestran fijas o parpadeantes, envían una indicación y otra a los conductores. 
  • Semáforos cuadrados para vehículos o de ocupación de carril: Afectan exclusivamente a los vehículos que circulan por el carril sobre el que están instalados. Pueden lucir en forma de aspa o flecha en color verde, rojo o ámbar.
  • Semáforos reservados a determinados vehículos: Contienen la silueta del vehículo al que se refieren. Existen para ciclomotores, tranvías, autobuses de líneas, etcétera. 

También han surgido nuevas necesidades con motivo de la pandemia, sobre todo para controlar el acceso a comercios públicos. En este punto, existen soluciones de sistemas semafóricos para pequeñas instalaciones, que permiten gestionar el acceso por ejemplo a centros comerciales, supermercados, o tradicionalmente garajes y parkings.

Y es que las luces de los semáforos tal cual hoy las conocemos también tienen su historia, pues no fueron unificadas de forma universal hasta la firma del Protocolo de Ginebra (1949) y la Convención de Tránsito de Viena (1968).

Desde entonces, se ha avanzado mucho y nuestra organización forma parte de la evolución tecnológica de este elemento clave para la Seguridad Vial, innovando además con nuevas soluciones recientes como son las innovadoras balizas semafóricas que evitan el atropello de los conocidos como ‘Peatones Zombie’, así como la nueva generación de pulsadores semafóricos FUTURA PULSE, que mejora la seguridad y accesibilidad de los peatones y contribuye a cumplir la legislación vigente.

El equipo de diseño de Industrias Saludes da respuesta a todo tipo de necesidades. Nuestros semáforos se sirven con múltiples iconos, diferentes tamaños, potencias o posibilidades, como controlar el brillo por la noche, etcétera. Así hasta más de 300 modelos, ajustándonos en todo momento a las necesidades de cada cliente.